30 nov. 2012

La vida critica... 42 - Esta va de niños

Este crio tal vez no sea un futuro politico. ¡Si fuera así seguramente le quitaría el helado directamente sin preocuparse de nada más!

28 nov. 2012

Telavision 4 - Otra página de esta serie que se publico en el suplemento de El Periodico

La vida de una familia normal, frente al televisor, era el argumento de esta serie que apareció en El Tebeo, suplemento dominical de El Periodico. Creo que los argumentos siguen estando en vigencia. Tan solo hemos añadido, al televisor, el ordenador i el móvil. Es dificil ir en el metro o autobus sin ver a gran cantidad de personas tecleando mensajes en su móvil como posesos. Si la serie apareciese ahora, ellos estarian frente al televisor, también, pero sin soltar el móvil, naturalmente.

26 nov. 2012

La vida critica 41... - Una tira más para reir. La vida sigue.

En casa hemos tenido piano toda la vida. Mi madre daba clases, conciertos, incluso ganó un concurso internacional de composicion en Ginebra, pero yo solo se sacarle el polvo.

24 nov. 2012

Adan y Ella - Otro de los proyectos que no llegaron a realizarse.

                                                           ADAN Y ELLA

Esta serie tampoco llegó a publicarse. La hice para una revista que estaba en proyecto en Ediciones B, y que no llegó a realizarse nunca. Como que me gustaba hacerla, a pesar de esto, llegué a dibujar seis páginas a color como las que tenéis en pantalla.
Como podéis ver Ella es más guapa que Adán: siempre he pensado que si le quitaron una costilla para crear a Ella, esto tenía que afectarle seriamente, quedar traumatizado y disminuido. Cuando me miro en el espejo y pienso que tengo una costilla menos que Ellas me doy cuenta de nuestra inferioridad. Aunque parezca poca cosa, una costilla tiene un precio, aunque solo sea de ternera. Y aún tuvimos suerte, ¡peor hubiera sido que nos quitaran una pierna o un brazo!
Creo que la Historia Sagrada explica la creación del mundo de un modo que hoy en día ya no es creíble. Por suerte la ciencia está avanzando de un modo que lo de los siete días y la costilla de Adán forma parte de un pasado increíble. Como dice Adán en el primer episodio, “una historia que solo empezar te cuesta una costilla es mejor no continuarla”.
Como veréis hice un Adán poco agraciado y en cambio Ella es una moza hermosa y apetecible. No penséis que lo hice así por puro machismo: creo firmemente que, en casi todos los aspectos, la mujer supera al hombre: son más guapas y, ahora que hay más igualdad de oportunidades, están demostrando ser más inteligentes y fuertes que los hombres. ¿Os habéis fijado que hay más viudas que viudos? “Ellas” resisten más todos los problemas de la vida.
Durante años la mujer estuvo infravalorada y siempre supeditada a la superior jerarquía del hombre. Por suerte esto ha cambiado: en las universidades sacan mejores notas “ellas” que nosotros, y si tomas el metro es más fácil ver a una chica leyendo un libro que no a un hombre. Bien, esto pasaba hasta que llegaron los mensajes en el móvil, que creo van a terminar con la actual civilización, pues ahora ya lo normal es ver a todo el mundo, con el móvil en la mano, mandando mensajes a diestro y siniestro. Tal vez esté llegando el momento de la igualdad total, pero en la tontería, desgraciadamente. Espero que esto no suceda y que “Ellas” se den cuenta de que están mejor leyendo un libro que pasando horas con el móvil en la mano.
Por todo esto dibujé a “Ella” muy guapa y Adán un desgraciado como la mayoría de nosotros. Tal vez me inspiré en la vida misma: ¡las parejas que he tenido han sido siempre mucho más guapas que yo!

23 nov. 2012

La vida critica... 4 - Una dedicada a los dentistas que se publicó en El TBO.

Esta semana tuve que acudir a la consulta de uno de ellos y, desgraciadamente, no tengo un Gran Danés para acompañarme. No se si a vosotros os sucede lo mismo, pero el dentista aprovecha cuando estás tumbado en el sillón de su consulta, con la boca abierta y él con un instrumento de tortura en la mano, para decirte entonces lo que va a costarte el arreglo.
Sales de allí, sin poder hablar, con la boca llena de gasas, y pensando en el Mercedes que va a comprarse aquel hombre a tu costa.
El lunes he de volver a verle e intentaré que alguien me deje uno de esos perros para que me acompañe. ¿Tiene alguno de vosotros uno para prestarme? Gracias.

21 nov. 2012

Telavision 3 - otra página de esta serie que publicaré completa.

Esta página, como las otras publicadas, apareció en el suplemento de "El Periódico" en 1990. Creo que la vida no ha cambiado mucho en este aspecto. Continuamos sentados frente al televisor una parte de nuestra vida, aunque ahora lo alternamos con el ordenador y los mensajes en el móvil. ¡En realidad ya no nos queda tiempo para nada más!

19 nov. 2012

La vida critica... 40 - Otra tira de esta serie que publicaré semanalmente hasta completarla.

Además, los miercoles, añadiré una página de "Telavisión", la serie que se publico en el suplemento de El Periódico sobre una familia frente al televisor, también hasta que este completa. Y todo lo alternaré con narraciones de mi vida profesional, o no.

17 nov. 2012

Mi vida antes de Bruguera - Una historia de la posguerra

En el capítulo 4º de “Mi vida en Bruguera” comenté que, a los diez años, entre en un centro de “Minyons Escoltes” (Boy Scouts). Lo que no hice entonces es explicar algunas cosas que me sucedieron, pues mi vida empezó antes de Bruguera.
En aquella época de dictadura estaba todo prohibido y el escultismo, que era habitual en todos los países democráticos, era una más de las cosas prohibidas y perseguidas por la dictadura. Éramos unos trescientos en Cataluña y algunos también en Valencia. Creo que en el resto de la península no existía.
En todos los países fascistas o nazis los habían sustituido por “juventudes hitlerianas”, en Alemania, fascistas en Italia y falangistas en España.
Era una época que recuerdo en “blanco y negro”, como una película de Fellini. Teníamos racionamiento, y el pan blanco no acostumbraba a estar en la mesa de casa, como ningún otro lujo que hoy sería de lo más corriente.
Como que la vida era dura en la posguerra, en casa me inscribieron en un centro de “minyons”, como he dicho. Era el modo de tener una formación democrática y, al mismo tiempo, poder divertirnos y vivir la montaña de una manera sana. Las excursiones que hacíamos, normalmente, eran cerca de la ciudad y costaban poco dinero, algo que en casa iba escaso en aquellos tiempos. La democracia era algo fundamental para nosotros y allí empezamos a hablar también de la unión de Europa, o sea que todo esto lo mamé desde la infancia.
Mi vida cambió completamente desde que entre en el grupo de “minyons”. Fuera, tanto en la escuela como en la vida normal, todo estaba prohibido, desde hablar en mi lengua hasta no poder circular por la calle sin que, por alguna razón te obligaran a levantar el brazo en el saludo típicamente fascista. En casa, que eran todos republicanos y perdedores de la guerra, ya estábamos acostumbrados a escaquearnos, ocultarnos, para no tener que hacerlo.
Y así llegó un día en que viví una de las aventuras más extraordinarias para un niño de doce años como yo. Sucedió un fin de semana que fuimos de acampada con los Boy Scouts.  En aquella ocasión, nos íbamos a reunir casi todos los que había en Catalunya en un prado en lo alto del “Montnegre”, una cordillera entre el Montseny y la costa del Maresme.
Como de costumbre iniciamos la excursión con un juego de pistas. Cada grupo salió desde su lugar habitual y fuimos encontrando señales que nos indicaban el camino a seguir: una nota oculta en un árbol, una marca en el suelo y así llegamos, después de varias horas de diversión, hasta el lugar de reunión en lo alto de la montaña. Cada patrulla (la mía éramos los “águilas”) tomó un lugar para acampar. Éramos en total casi doscientos niños entre diez y doce años y nos acompañaban nuestros “guías”, siete u ocho muchachos de unos veinte años, que habían organizado los juegos y las pistas para que llegáramos allí y cuidaban de nosotros.
Al oscurecer, los guías nos dijeron que íbamos a realizar un juego aquella noche: dormiríamos en nuestros sacos, al, aire libre, pero debíamos “camuflarnos” para que nadie nos viera. Un juego más de los muchos que hacíamos. Antes de dormirnos, a lo lejos, vimos luces de automóviles que subían por los caminos de montaña. Después supimos que eran camiones.
Debían ser las seis de la mañana cuando oímos una corneta tocando diana: algo muy raro que nunca había sucedido pero pensamos que seguía formando parte del juego. Fue entonces cuando vimos llegar a un centenar de hombres, muchos de ellos armados, incluso con “puños de hierro”, que nos hicieron levantar con no muy buenos modos. Tardamos un rato en darnos cuenta de lo que sucedía. Una centuria de falangistas habían llegado al anochecer, nos rodearon, y por la mañana tomaron nuestro campamento como en una película del Oeste: nosotros, naturalmente, éramos los indios,
Nos reunieron a todos en un prado y no recuerdo que hicieran daño físico a nadie, pero el daño moral, el miedo y la incomprensión de todo aquello nos acompaño durante mucho tiempo. Nos quitaron las camisas y nuestros fulares con los colores de cada patrulla y cualquier insignia que lleváramos.
Yo pertenecía al Ramón Llull, el único grupo que no era confesional, los demás eran todos católicos y el dirigente era mosén Batlle, un sacerdote ya anciano que ofició una misa.
Los niños estábamos reunidos y atemorizados, como he dicho, y los falangistas formaron un batallón militar, vestidos con sus uniformes de camisas azules, y llegaron cantando el “Cara al sol”. Entonces sucedió algo parecido a lo que pasaba en la película “Casablanca”, cuando los nazis cantan su himno, en el café de Rick, y los franceses contestan con “La Marsellesa”. Pues los niños nos pusimos a cantar “La santa espina”. A pesar de ser unos críos, nuestras voces superaron las suyas, también, y fue en lo único que pudimos ganar.
Se llevaron detenidos a los chicos mayores y a mosén Batlle (que a consecuencia del disgusto que pasó no tardó mucho en fallecer). Nosotros volvimos, desde la montaña hasta el mar, cada grupito por su lado, igual que habíamos llegado, con la sensación de haber vivido algo parecido a una película: cien hombres armados nos habían asaltado, quitado las camisas y fulares, y tal vez estaban orgullosos de haber asestado un duro golpe a unos “rojos separatistas y masones” como decían entonces.
Esto sucedió en 1950. Muchos de vosotros no habíais nacido y aquellos niños nos sentíamos catalanes y europeos. Teníamos la desgracia de pertenecer a la España que perdió la guerra civil, la democracia y la libertad.

16 nov. 2012

Telavision 2 - Se publicó en el suplemento de El Periodico.

Esta serie salió en el suplemento El Tebeo, que dirigia Josep Toutain. La historia era mia pero Toutain prefirió que los guiones los escribiera primero Josep Lluis Viciana, director  de la productora Neptuno, de dibujos animados, y después Oscar Aibar también director de cine actualmente. Parece ser que todos los que intervinieron en esta serie, menos yo, trabajan ahora en el cine. Publicaré una página semanal igual que salía entonces en El Periódico. Como vereís es la vida de una familia frente a su televisor.

14 nov. 2012

10 nov. 2012

Proyectos - Susi Top una historieta que no llegó a publicarse

SUSI TOP  (Un proyecto para Ediciones B)

Si no recuerdo mal querían publicar una nueva revista y me pidieron un personaje que tuviera relación con la moda. Susi Top era una chica bonita, pero que tenía el problema de tener una hermana modelo. Los chicos del instituto, naturalmente, estaban más interesados en la hermana de Susi que en ella y así empezaron las dos únicas historias que dibujé de esta serie, pues la revista no llegó publicarse jamás y las páginas están en mi carpeta sin haber visto la luz del día en un kiosco, ni la tinta de una rotativa en sus páginas inéditas.
La verdad es que, mientras escribía los guiones o las dibujaba, me lo pasé francamente bien. Creo que tiene cierto parecido a la serie que hice para Sindy, con unos guiones con mucho humor y de un estilo parecido.
Aquí tenéis las dos primeras páginas que nadie llegó a ver en su momento.
Quiero añadir un comentario sobre la película “El Gran Vázquez” que vi la pasada semana. Cuando se estrenó, Oscar Aibar nos invitó al estreno a todos los que le contamos cosas sobre el dibujante y no pude asistir por problemas familiares.
Cuando vi la película el pasado viernes me di cuenta de que había realizado algunos cambios, imagino que para construir la película más a su gusto. Santiago Segura hace un papel creíble y es un canalla encantador. Naturalmente el protagonista es Vázquez y la única cosa  que creo no hace honor a la realidad es el papel que representan los redactores de la editorial. Para destacar el papel de canalla inteligente de Vázquez, los otros parecen tontos y nada más lejos de la realidad. Como comente en una explicación sobre la redacción de Bruguera, allí había muchísimo talento: empezando por Víctor Mora, que era entonces el jefe de redacción, y continuando por Perich, Armando Matías Guiu, Olivan (que firmaba sus chistes después como Oli) Turnes, Francisco Gonzalez Ledesma, y muchos más que eran magníficos profesionales, además de inteligentes y fantásticas personas.
Lo que olvidé comentar, y en la película tiene su importancia, es la ayuda por parte del Sr. Bruguera y el Sr. González a muchos exiliados políticos que al volver al país, después de la guerra civil, pudieron trabajar en la editorial gracias a ellos. La mayoría eran comunistas o anarquistas que habían tenido que ir a Francia al perder la guerra frente a los fascistas, estaban indocumentados y con problemas con las autoridades fascistas.
No voy a citar nombres, pero muchos de ellos son profesionales muy conocidos dentro del mundo editorial.

6 nov. 2012

La vida critica 36 - Otra tira más.

En pocos dias empezaré una nueva sección de historias jamás publicadas, en Proyectos y también en Jan Europa. Espero que os gusten.

3 nov. 2012

Galeria de dibujantes 5 - Mi amiga Purita Campos

            PURITA CAMPOS, UNA TRIUNFADORA

Conocí a Purita al poco de llegar a Bruguera, pues lo hicimos casi al mismo tiempo. Al principio tuvimos una relación normal, como con cualquier otro colaborador de la editorial. Recuerdo que, cuando la conocí, pensé: ¡Que chica más guapa!, y es que Purita es, en persona, tan guapa como sus dibujos. Nuestra amistad fraternal llegó algún tiempo después, como veréis, cuando nació su hijo Paco.
Yo estaba haciendo un trabajo para Francia, (Brigade Temporelle), y en Creaciones me encargaron otro para Inglaterra, que materialmente no podía entregar por la coincidencia de las fechas. El Sr. González me dio la solución: “Paco Ortega te dibujará a lápiz las páginas para Francia”. Nos pusimos de acuerdo con Paco, pero cuando tenía que traerme las primeras páginas no se presentó. Además él tenía el guión y yo no podía hacer nada, o sea que el remedio fue peor que la enfermedad.
Les pregunté a Conchita y Gemma si sabían algo de él y me contestaron que debía estar con Purita. Siempre he sido muy despistado y ni tan siquiera sabía que entre ellos había una relación estable. Cuando vino a traerme la primera página de aquella colaboración me dijo lo que pasaba: aquella mañana Purita había tenido un precioso niño. Y en aquel momento empezó una amistad casi de familia.
Durante varios años, por las mañanas, iba a trabajar al estudio de Paco y Purita, y “Paquito” gateaba por allí, se agarraba a mi pierna, y yo le llamaba “hormiguita”. Era la época que ellos hacían “Patty’s World” (Esther) y yo dibujaba Jan Europa.
Una noche me quedé a cenar en su casa y fueron los primeros a quien explique el argumento de mi historia: Jan Europa era un arqueólogo, prácticamente inmortal, que recibía ayuda de los Guardianes del Poder…, etc. no sé el tiempo que estuve hablando, pero ellos parece que estaban muertos de sueño, se les cerraban los ojos, y tenía que ponerles palillos entre los parpados para que no se durmieran y me dieran su opinión. Creo que cuando al fin me marche, estaban rogando que viniera Incognito y me fulminará para siempre. Y ya veis, si aguantaban a un pesado como yo es que éramos amigos para siempre, como aquella canción olímpica.
¿Qué voy a deciros de Purita? Esther ha sido una de las historietas femeninas de más éxito, tanto en Inglaterra como en España. Recuerdo como se divertían los dos mientras dibujaban aquellas historias. Philip Douglas era un gran guionista y sus narraciones prendían en el lector, y siguen haciéndolo actualmente. Paco dibujaba las páginas, esquemáticamente a lápiz, y Purita las “vestía” y terminaba con su gracia y personalidad.
Recuerdo la tristeza y las lagrimas de Purita cuando en Inglaterra dejaron de publicarla y se terminó la serie. Había empezado a dibujarla en 1971 y continuó con ella hasta 1988. En 1977 empezaron Tina para Holanda, y estuvieron haciéndolo durante más de treinta años. ¿Y sabes por qué dejó de dibujar esta historia después de tantos años? Pues porqué en Glenat le propusieron volver a publicar Esther y no resistió hacerlo.
Durante un tiempo Purita me pidió que la ayudara a dibujar Tina a lápiz. Paco había perdido mucho la visión y no podía hacerlo. Así que, durante dos años le dibujé los lápices y continuamos con Tina, hasta que ya no pudo seguir con todo. Purita continuo con Esther, que es el personaje de su vida, y yo seguí con Tina durante tres años más.
Aunque según creo, en lo que nuestra amiga es mejor, es en el color. Las portadas que pintó para Tina, durante años, son esplendidas, y sus cuadros y retratos magníficos.
Y si no se hubiese dedicado a la ilustración hubiera podido ser una gran creadora de moda. Durante un tiempo se dedico a ello y tuvo tanto éxito como con sus dibujos. Y lo mismo sucedió cuando puso una sala de exposiciones, “Barcinova”, en la que muchos de sus compañeros de profesión expusimos nuestros cuadros y dibujos.
Pero algo que tal vez muchos lectores no saben es que durante muchos años Purita se ha dedicado, también, a algo que la ha llenado plenamente: tuvo una escuela de Arte en la que departía clases de dibujo y pintura a la que asistían personas de todas las edades, y que todavía hoy mantiene con algunos de sus adictos alumnos.
Purita ha sido siempre una triunfadora, con seguidoras que organizan Blogs y páginas web dedicadas a ella y sus personajes. Sus lectoras actuales son hijas de las que la leían cuando Esther se publicó por primera vez. Ahora leen sus historias toda la familia, ¡madres, hijas y nietas!
A Paco y a Purita les debo algunos de los momentos más divertidos de mi vida. Cuando trabajábamos juntos llegábamos a llorar de tanto reír de las burradas que llegábamos a decir, pues los dos tienen un gran sentido del humor.
Si recordáis cuando expliqué nuestro viaje a Holanda, la primera vez que los editores nos invitaron, Purita estaba sentada a mi lado cuando la anécdota de los mocos y su cara congestionada de tanta risa, como nos sucedió muchísimas veces a través de tantos años de una verdadera y sincera amistad.
Gracias por aquellos momentos deliciosos, y continua dibujando y pintando para hacer este mundo más amable.

2 nov. 2012

La vida critica... 35 - Otra tira de la serie de TBO

Mañana contaré como conocí a Purita Campos y nuestros lazos de amistad. Es la ilustradora más popular desde hace muchos años.